Alerta en subida de precios de alimentación - El Cedro
22
post-template-default,single,single-post,postid-22,single-format-standard,bridge-core-2.3.7,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-22.3,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14905,elementor-page elementor-page-22

Alerta en subida de precios de alimentación

Alerta en subida de precios de alimentación

Estamos en un momento crucial

La situación a la que hemos llegado desde la aparición en febrero del terrible virus covid-19 (o coronavirus), está afectando sobremanera a la vida cotidiana de los españoles y en todos los aspectos de la misma.

Nuestro confinamiento hace que nos afecte en la manera de consumir y muy especialmente en el consumo de alimentos.

¿Qué está pasando en el mercado de la alimentación? No hemos dejado de comer o reducido nuestras ingestas diarias de alimentos, pero sí hemos cambiado el origen y lugar donde realizamos las diferentes comidas diarias; para un trabajador normal ya se han acabado esos desayunos en la cafetería o café y bocadillo a media mañana, ya no hay comida (menú del día) o llevar los “tupper” desde casa, se han terminado esas meriendas en la cafetería con amigas y las cenas de negocios o con amigos el fin de semana. Tampoco hay ya esas paellas en un restaurante cercano con los niños el domingo…. Todo esto se ha cerrado de golpe y totalmente. No digamos esas excursiones en puentes o fines de semana con hotel o casa rural incluidos

No, no hemos dejado de comer, desayunar, merendar o cenar, pero esos restaurantes, cafeterías, hoteles y casa rurales, bares de carretera, etc. han dejado de vender, de prestar su servicio y de cobrar, en definitiva, ha cesado su negocio y podemos seguir con el turismo externo y lo que ello significa. Esto tiene unas consecuencias catastróficas y destructivas si se alargan en el tiempo más de lo estrictamente necesario.

Las primeras semanas (en marzo de 2020) se notó un incremento superior al 10% en las ventas de los hipermercados, lo que es normal, tanto por el acopio ante la incertidumbre y pánico, como porque la gente ya hace sus comidas en los domicilios. Las empresas de distribución al canal HORECA (hoteles restaurantes y cafeterías) prácticamente han pasado a vender menos de un 85%, ya que seguirán en algunas residencias, colectividades religiosas, centros hospitalarios y poco más.

Al reducirse el consumo aparece el riesgo de que las empresas productoras reduzcan dicha producción con lo que puede incluso afectar al precio por escasez. Ahora, esos ajustes hacen que haya menos desperdicio e incluso que los “bancos de alimentos”, cada día más necesarios, también sufran la escasez.

Las ventas a particulares han aumentado, pero no compensa las caídas en ventas del canal HORECA que ha sido radical. También los fallecidos han dejado de consumir y, que sepamos, equivalen ya al tamaño de una ciudad de tamaño medio.

Las primeras semanas (en marzo de 2020) se notó un incremento superior al 10% en las ventas de los hipermercados

¿Y qué podemos decir de la evolución de los precios en este terrible escenario? En primer lugar, los medios especializados del sector, no hablan (podemos entender que interesadamente), de las modificaciones en los precios; tenemos que acudir a información más “escondida” sobre estas variaciones. A modo de ejemplo en los cítricos y durante el primer mes y medio, la naranja ha subido en origen de 0,25 € a 0,27 € el kg mientras en destino ha pasado de costar una media de 1,55 € a 1,82 €; o sea, subida en destino más del doble que en origen. ¿tanto se han incrementado los costes anejos al producto desde el origen hasta las tiendas? En frutas y verduras parece que la media de subidas es superior al 10% cuando se ha incrementado su consumo en los hogares por encima de un 15%.

En otros productos parece que las subidas no son significativas, pero siempre hay ciertos trucos; por ejemplo, Mercadona (según la OCU) ha modificado su gel hidroalcohólico pasando de 2,2 € los 250 ml a 1,85 € pero los 100 ml, esto supone un incremento del 150%. Forma hábil de incrementar los precios pudiendo parecer más asequibles. Insistimos siempre en la necesidad de estar muy atentos a precio, peso, formato y calidad. 

¿Qué hacemos desde El Cedro para evitar estas situaciones? 

Salvo subidas en origen justificadas y previamente advertidas por el proveedor, nuestros acuerdos no permiten cambios en los precios negociados anualmente; incluso ahora nos encontramos en un momento de negociación y ajuste de precios que beneficiarán a nuestros afiliados.

Nuestra labor consiste en estar permanentemente cerca de afiliados y proveedores con la finalidad de obtener los mejores acuerdos en las compras de sus productos y muy especialmente en productos de alimentación. Ahora es un momento coyunturalmente importante para relanzar nuestra labor, para estar unidos en un grupo de compras que, con la fuerza que hace nuestra unión, sea más sencillo y efectivo negociar y conseguir unas buenas condiciones y precios para los afiliados a El Cedro.

Actualmente en el mercado de alimentación homologado por El Cedro, club de compras, contamos con los proveedores: Maheso, Garcimar, Disbesa, GM Food, Norteños.

Ante cualquier duda consulte con su delegado regional de El Cedro y le referenciará al proveedor más adecuado y que más se ajuste a sus necesidades.

Mario Giménez.

Jefe de Mercados de El Cedro, club de compras.

1 Comment
  • Angeles Gómez
    Posted at 12:11h, 23 octubre Responder

    Muy de acuerdo. Hay que llevar una calculadora en la cabeza para revisar y comparar productos y su calidad.

Post A Comment