Superar la crisis sirviendo a la comunidad - El Cedro
36
post-template-default,single,single-post,postid-36,single-format-standard,bridge-core-2.3.7,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-22.3,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14905,elementor-page elementor-page-36

Superar la crisis sirviendo a la comunidad

Superar la crisis sirviendo a la comunidad

Fundados el 3 de Mayo 1928 por el Reverendo Padre Francisco de Paula y Vallet, los Cooperadores y Cooperatrices Parroquiales de Cristo Rey son dos institutos de derecho pontificio, dependientes de la Santa Sede, se dedican a la evangelización de adultos, en servicio de las parroquias, dando preferencia a los ejercicios espirituales de San Ignacio.

 

La Curia General está situada en Chabeuil (Drôme, Francia) En España, además de en Cataluña están presentes en Pozuelo de Alarcón, Madrid. Allí, en la Casa de Ejercicios se realizan múltiples actividades, fundamentalmente ejercicios espirituales además de acogida de grupos, peregrinaciones, convivencias, encuentros, cursos y seminarios, capítulos generales de congregaciones, etc.

Para ello la Casa cuenta con amplios jardines dentro de un entorno privilegiado, una capilla grande para 160 personas, 4 capillas adicionales, 80 habitaciones con baño (individuales o dobles, dependiendo de la necesidad), comedor para 160 personas, otros dos comedores con capacidad para 25 personas cada uno, así como diversas salas multiusos o de reuniones  divisibles con capacidad para 160 , 100, 70 ó 30 personas.

 

En estos tiempos de crisis sanitaria, la Casa de Cristo Rey se ha marcado como objetivo mantener el empleo de las 13 personas, que aunque todos forman una gran familia, se traduce en que son 13 familias, que allí trabajan desde hace muchos años, a la vez que sirven a la comunidad durante esta crisis.

Los Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey, congregación afiliada a El Cedro, tanto en España como en Francia, adquieren los alimentos, además de otros servicios y productos, a través de los proveedores homologados por los afiliados a El Cedro, al igual que otras instituciones católicas. 

Desde el inicio de la pandemia, han organizado un servicio de comida casera y equilibrada, con 3 menús abundantes y de calidad para llevar. Se puede elegir entre 3 primeros, 3 segundos y dos postres, además de menú infantil. Así mismo tienen una oferta de 5 menús al precio de 4 para familias numerosas. 

Con ello consiguen múltiples objetivos:

·       Mantener el empleo de esa gran y acogedora familia, que son los trabajadores de la Casa de Cristo Rey.

·       Facilitar a la gente con dificultades para abastecerse o cocinar, que puedan disponer de un menú casero, equilibrado y de calidad.

·       Ayudar a las personas que están pasando por dificultades.

 

No Comments

Post A Comment